lunes, 16 de octubre de 2017

Perla vital (4): INSTANTE


[Escribí esta entrada escuchando esta canción en bucle, si quieres la puedes leer con esta música de fondo.]

El instante. Ahora solo quiero permanecer en él. La vida sigue regalándome miles de ellos.

El instante es pequeño, a veces minúsculo. Solo yo puedo convertirlo en intenso, inolvidable, especial. Siempre único.

Y todo es mirada cuando hablo de este momento que tengo entre los dedos. Transformar la mirada para que la vida tenga un nuevo color.

No comprendo a qué juega el tiempo. Corre, vuela, salta, huye, se desliza y se impone contundente ante mí. Ya no busco respuestas. Me quedo con la magia que encierra un reloj de arena. Ya no busco razones. El mejor motivo es seguir viviendo todos los días.

Un día perdido ya permanecerá encerrado en la jaula que a veces miro. Huyo de acantilados que llamo futuro. Solo tengo este instante resbaladizo.

Cada mañana pienso en los cientos de instantes que me esperan hoy. Sonrío. Comprendo que el camino es sonrisa, respeto, valentía diaria, mirada limpia de prejuicios.

Y a caminar.



Sed felices (:

jueves, 5 de octubre de 2017

Palabras gritadas (5): DIVERSIDAD

El corazón se me arruga a cada rato. Miro a mi alrededor y veo el grito compartido de personas que no escuchan, veo la rabia en miradas de unos y otros, veo personas con sus "verdades absolutas", con certezas arraigadas.

Me cuesta ver esperanza en una minoría que se mantiene al margen de escupir sus opiniones, no por no entrar al juego, sino por sentirse ignorantes ante tanta información que desborda cada rincón y araña o reafirma corazones que laten fuerte.

Al fin y al cabo todo es sentimiento, todo convicción, todos sentimos como propia esta  lucha de sentimientos encontrados, contradicciones diarias. La tristeza y la alegría puede convivir a la vez. Miedo y confianza también pueden llegar a ser compatibles. 

Pero hoy me pregunto ¿hasta dónde llegará el lanzamiento de juicios hacia ninguna parte y cuando comenzará la escucha, el querer empatizar con el otro e intentar comprender "lo diferente", respetar la otredad que no debe ser ahogada, sino que la diversidad existe para aprender, para crecer, para respetarla, para convivir, para ser junto al otro.



"Mi alma entera es un grito, y toda mi obra es el comentario sobre ese grito".


martes, 5 de septiembre de 2017

LUZ

La luz existe. Se esconde, se difumina, se pulveriza...pero está, permanece en la esperanza, sigilosa y paciente  siendo un foco que se balancea y observa la penumbra. No cruje, no rompe el silencio, no se adelanta. Ella intuye la vida y fluye por sí misma. Deja ser, porque es el camino para crecer.

La oscuridad perfora las entrañas, hunde su ruido en cada sentimiento.

La luz es un hilo que resuena dentro. La luz es valiente y sabia. Ella ofrece su valentía y sabiduría, da y multiplica. La luz siempre está, la oscuridad también. Se complementan porque no existe la una sin la otra. Tal vez, en esto consista la vida.

  
Sed felices (: 


jueves, 6 de abril de 2017

A VECES SE ME OLVIDA

A veces se me olvidar estrujar el momento, reírme de mi misma, cantar desde más dentro.

A veces se me olvida guardar silencio en mi alma, esperar el momento, centrarme en el presente.

A veces se olvida dejar atrás el "que dirán", juzgar menos, sonreír más.

A veces se me olvida abrazar mi presente, aceptar mi pasado, construir mi futuro.

A veces se me olvida apreciar los detalles, buscarme a mí misma, regarme y florecer.

A veces se me olvida valorar lo que tengo, aparcar cada miedo, sembrar cada esperanza.

A veces se me olvida creerme lo que soy, ser sin adjetivos, brillar desde mi Luz.

Sed felices (:

martes, 28 de marzo de 2017

REFORMA VITAL

Ha llegado el momento de vaciarse. De sacar uno a uno mis miedos, mis fantasmas del pasado, mis dudas, mis caídas, mis silencios ahogados, mis recuerdos desgarradores. Expulsar de mí todo el dolor, la ira, la impotencia, el rencor añejo, la falsa esperanza, las respuestas automáticas, los motivos para "no-ser". Es la hora de olvidar cada rastro de sentimientos carbonizados, esos que fueron quemados por llamas de gritos internos. Hoy quiero borrar las huellas ocultas bajo un suelo cubierto de ceniza.

También sacaré sueños, ilusiones, luz, rostros de personas que son luz -exterior-, son cayado, abrazo, consuelo, escucha y consejo. Elimino mi colección de risas, cada recuerdo blanco y la esencia que no acabo de encontrar, anda esparcida por toda el alma.

¿Y ahora qué? Estoy hueca de mí. Soy un vacío de piel para dentro, solo corre sangre por mis venas, suenan latidos con mucho eco. Mi casa está sin muebles, aquellos llenos de polvo, con olor a miedo enmohecido. Comienzo a limpiar cada rincón, quedan cajas llenas de libros, espejos antiguos que deforman mi cara. Me pongo a encalar paredes. Cojo un pincel y vacío cada huella, descubro como mis pies han crecido.

Ahora miro hacia dentro y comprendo que soy ausencia, solo me protege mi piel llena de heridas y rojeces. Me detengo y observo cada una de ellas, recuerdo que la vida resurge de las heridas, por eso siento que desbordo vida. Sonrío y comienzo a reconstruirme.

Limpio mis enseres, mis frascos de recuerdos, mis libros que disfruto ordenando, comienzo a colocar todo lo que soy, vuelven a su lugar "mis personas-luz", todo lo que considero que merece ser devuelto a mi universo. Ahora los miedos, fantasmas, las personas tóxicas y todo lo gris no tiene cabida. Se forman nuevas sombras que ilumino con bombillas de luz cálida. Esta reforma vital requiere tiempo, muchas reflexiones cotidianas, poner filtros a lo abstracto y ordenar cada maraña de hilos de dudas. A veces surgen lágrimas, pero poco a poco aprendo a disfrutar de esta manera de reinventarme. Comprendo que a pesar de lo difícil que es remover el pasado, es necesario para que no vuelva a paralizarme el miedo. Maldito miedo, siempre en la puerta, listo para entrar como huracán, esta vez es una decisión propia. Y ahora yo soy, todo aquello que me merezco ser. Vaciar, limpiar, reconstruir, llenar...Ser. Ahora soy la misma persona, ya que la esencia permanece, pero estoy tan renovada que me siento una persona nueva, un comenzar de cero, soy todo lo que merezco, todo lo que sueño, todo lo que hago, todo lo que leo, todo lo que viajo. Miro el cielo, susurro un gracias. La Verdad me ha encontrado.

Sed felices(:



martes, 21 de marzo de 2017

HAY DÍAS

Hay días que soy derrota
y otros, soy victoria rotunda.

Hay días que soy certeza
y otros, soy aprendizaje.

Hay días que me apago
y otros, soy luz.

Hay días que me enraízo
en personas que son hogar
y otros me desarraigo
de lugares que son ajenos.

Hay día que soy resignación,
me anclo en la rutina que ahoga mi voz
-la que ya no brota-
mi garganta dice un "basta",
y otros soy grito
soy huida hacia mí
-hacia mi esencia-.

Hay días que sale el "me rindo"
y otros el "aquí me quedo,
batallando mis miserias".

Cansancio vital.

Hoy arriba,
toco el Cielo
el que no me pertenece,
pero que hago mío con una sonrisa.
Agarro con firmeza cada detalle.

Mañana abajo,
me hundo en el fango del vacío interno
esa ausencia es el peor grito de miedo
que me convierte en un silencio vasto.

Si me ves hablando,
estoy llena de silencios internos.
Si me observas y guardo silencio,
desbordo ruidos que atormentan.
Sed felices (:

martes, 14 de marzo de 2017

PALABRAS

Si tuviera que escribir todo lo que siento, todo lo que sueño y todo lo que soy, las palabras no serían suficientes, porque ellas son útiles, necesarias, delimitan realidades, ayudan a plasmar lo que tengo en la cabeza en una hoja, en un word o donde sea. Las palabras son llaves para expresar mucho, imposible todo, pero las necesito para sobrevivir.

Las palabras crean parcelas de sentimientos, delimitan situaciones. A veces encadenan, otras veces liberan. Las palabras son alas para que aquello que siento; pueda volar, otras veces las palabras son pesos pesados, intento hablar sobre algo que no entiendo, que me carcome por dentro y al final no sé si la unión de muchas palabras me lleva a alguna parte.

Lo único que sé es que escribir me hace sentir libre. Nadie podrá censurar un pensamiento en mi cabeza, cuando sale fuera y comparto palabras, y estas ya no son solo mías. Qué bonito es poder compartir algo que viene de muy dentro y al final esparzo en un blog. Compartir es sumar. Ya van cinco años compartiendo muchas palabras en un lugar donde todas caben, ellas han sido mis compañeras de viaje y este trayecto ha pasado muy rápido.


Gracias a cada una de las personas que decidís leer mis palabras desde el otro lado de la pantalla. Gracias de corazón.


Sed felices (: