miércoles, 30 de noviembre de 2016

MIRADAS AJENAS

"No conoces de verdad a una persona hasta que no intuyes sus luchas y haces tuyo el sufrimiento que esconden sus ojos." Martín CMF

Esa frase la leí en el momento idóneo, llegó a mí como un regalo y la guardé en el corazón, he intentado tenerla presente y llevarla a la práctica, aún sabiendo que es difícil.

Todos escondemos luchas y sufrimiento, pero hacer tuyo esa parte del otro, es un acto de amor, fe y valentía. Hay que recordar que todos vivimos intentando sonreír, escondiendo las "miserias", pretendiendo que los monstruos no absorban parte de nosotros, pero a veces hay que visibilizar los miedos para que otros puedas mirarnos a los ojos y ver más que el brillo de la mirada. Porque ser frágil no es un defecto, es humano. He experimentado como la melancolía y el sufrimiento pueden impregnarme, pero los ojos no tienen porqué expresar nada. Tú decides como esconder lo que sientes, no todo el mundo verá más allá de tu fachada.

Vivimos en un mundo donde aparentar que la felicidad es la protagonista de nuestra vida está de moda. Pero si perseguimos la Verdad, hay que ahondar en miradas ajenas. Hacer tuyo el corazón del otro con todo lo bueno y todo lo malo, en eso consiste el amor, la empatía, la entrega, la escucha, la comprensión, la amistad y la vida. Abrazar aquello que existe en tu vida y también en la de los demás.

Todo está y ocurre por algo, no huyamos del sufrimiento ni del miedo. Dejémonos acompañar y sobre todo intuir luchas y sufrimiento en la mirada del otro.



Sed felices (:
(Marta, gracias por la foto no habría una mejor para estas palabras)

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Micro Palabras (14): INCENDIO DE SENTIMIENTOS

Todavía hay mucho que no he descubierto hasta la esencia. No sé lo que soy, no sé lo que siento, no sé lo que quiero, no sé las razones de muchas sonrisas. Hay días que me pierdo entre mares de dudas, entre dudas de sal. En desiertos sembrados de incertidumbre.

Lo más bonito de la vida, tal vez, sea todo lo que se puede sentir. Sin necesidad de ver. Sin necesidad de tener. Sin necesidad de anhelar. Sentir es ser.

Todo lo que siento en lo más dentro de mí tiene fuerza, tiene motivos, tiene algo abstracto que a mí me gusta imaginar que es un núcleo de luz, la esencia de los sentimientos, algo así como la materia prima de la que se nutre el alma para arder. Todos los sentimientos son llamas que arden, y hay que echar esa “leña” para que no se apague. Hay sentimientos intensos como una gran hoguera, pero que terminan por consumirse. Otros son como una vela, un punto de luz, débil, pero estable.


Cuando se trata de sentir, de amar, de ser. Cuando se trata de vivir con esencia. Muchos planteamientos surgen, el inconformismo se instala. Pero aprendí que para vivir de verdad, hay que apostar por vivir diferente.


No tengas tiempo para tener prisa (:

miércoles, 16 de noviembre de 2016

INFINITO

Ha pasado el tiempo suficiente como para comprender que aparentes derrotas eras lecciones indispensables. Aquí todo es un paso más para acumular vida.

La vida es un suma y sigue constante. Un día soñé a lo grande y todo se complicó, tuve que redirigir mis pasos y tras muchas tormentas en la cabeza, crucé puentes. Ahora ha pasado tiempo como para entender lo imprescindible que era la ruta "fallida". En esta sociedad basada en la fugacidad es normal que todo sea prisa, llegar pronto a la meta. Pero detrás de todo eso hay más ilusión que prisa, hay más fe que pasotismo, más convicción que indiferencia.

Cada paso es parte de un engranaje de vivencias necesarias para construirme. Mucho ladrillo que necesita de cemento, que es el tiempo, quien da consistencia al proyecto vital. Me siento como una historia con muchos fotogramas, en cada uno hay escenas buenas y otras no tanto, pero aprendí que no puedo arrepentirme ni recrearme en el pasado, inmóvil y caduco. Solo está hoy y un camino que andar, un muro que seguir elevando al cielo.

El cielo no tiene límites, el universo es infinito, pues lo mismo pienso que son las personas, universos de piel para dentro, construidas de sueños, recuerdos, decisiones, libros, canciones, películas...Pensar la dimensión del infinito apabulla, pero reconforta que la piel solo sea barrera. Universo-piel-universo. A veces mirar las estrellas mientras piensas es mirarse a uno mismo reflejado en la oscuridad de una noche estrellada. Los humanos somos proyectos únicos con el tamaño que cada uno queramos darnos. Crecer a medida que se vive, se viaja, se lee, se sueña y se ama. Te deseo un buen viaje de piel para dentro en el que espero que te reconozcas y descubras tu misión en este mundo.


Sed felices (:

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Micro Palabras (13): BRÚJULA

Comprender que la vida se nos escapa a cada rato, inabarcable, pero increíble. Vivir, amar, creer y soñar los cuatro puntos cardinales para avanzar. La Brújula no siempre está calibrada, no hay mapas ni rutas. En este mar infinito, desorientarse es fácil, solo queda agarrarse a esa Brújula que nos guía. Saber guardar silencio para escuchar, observar para descubrir, permanecer paciente aguardar, saltar, izar velas o volar, todo mediante corazonadas. No se puede hablar de aciertos y errores cuando todo forma parte de un todo que da sentido a lo anterior y te permite llegar a donde estás. No hay destino correcto, cada decisión por muy pequeña que parezca da un giro al viaje. Disfrutar no siempre va incluido, pero nunca se puede perder el norte, vivir y seguir viviendo. Ama, cree y sueña y el destino que elijas será el camino de tu vida.


No tengas tiempo para tener prisa (:

miércoles, 2 de noviembre de 2016

DESIERTO

Que difícil, a veces, esto de sentir, escucharte, expresar, entenderte, decidir...Ser.

El miedo y la ilusión unidos, a veces incoherencia e ilusión. Sentirse un fracaso a medias o una lucha constante entera. Que difícil calzarse zapatos ajenos, más cuando los míos no son fáciles de llevar pesados y ligeros, a veces siento que  me van grandes y que en cualquier momento me daré un traspiés (y me lo doy). A veces pienso que sería de mí sin miedo, sin coraza, sin la carga más pesada.

Detrás de todo esto hay mucho más que silencio, con el tiempo he aprendido a abrazar la tristeza, a ser paciente en los desiertos, a creer con más fuerza, a no avergonzarme de cómo soy, no estancarme en los “quiero ser” imposibles. Detrás de los miedos, hay abismos que con el tiempo no dan vértigo porque forman parte de mi paisaje, aceptas que estarán ahí, la diferencia está en cómo los afrontas. No todo el mundo entiende que hay detrás de mi desierto, me llenaba de impotencia las malditas etiquetas, pero forman parte de todo y al final, aceptas que no se trata de cambiarlas ni crear nuevas, sino seguir y entender que son piedras del camino que tienen la importancia que yo les quiera dar.

Cuanto cuesta aceptar un equipaje pesado, a veces hay que arrastrarlo, pero siempre seguir. Siempre, a pesar de todo, no dejo de soñar, la esencia hay que conservarla. Con sol o sin él hay que mantenerse en pie. A veces agota y me pregunto de donde saco más fuerza. Me cansa todo lo que impone esta sociedad, no me siento capaz de seguir el ritmo ni quiero, me cansa la gente que juzga, la que no empatiza, la que solo cree en lo visible, la que se deja arrastrar, la que pone el piloto automático. Vivimos en un mundo incoherente lleno de gente que va y viene, pero ¿se para, observa, intenta comprender, ve más allá de lo obvio?

No sé a dónde llegaré ni cuándo pero siempre intento que mi incoherencia sea lo más coherente posible.  Cada día fallo en tanto que me defraudo una y otra vez. Me perdono y me doy otra oportunidad. La vida con sus desiertos y sus abismos, la abrazo y doy gracias.


Sed felices (:

miércoles, 18 de mayo de 2016

HILANDO MOMENTOS


"Mira con cuidado porque lo que verás no es lo que acabas de ver"

Vivir, menuda aventura. Cada día es tirar de un hilo entre tantos. Decisiones, posibilidades, caminos. Elecciones continuas, muchas de manera consciente, otras parecen que no lo son.

Cuantos hilos, qué difícil resulta a veces y otras los hilos se posan en tu mano. A veces hay que buscar para estirar. Los hilos son de todos los colores, tamaños, más liados o menos. Hay quien hace nudos y une hilos para conseguir una buena madeja, pero cuando menos te lo esperas se forman enredos y el caos se materializa, tal vez la mejor opción es tirar de cada hilo, uno por uno. En el epicentro de esa madeja parece haber algo valioso, pero y si eso que busco está en cada tirón de hilo.

Los hilos son el camino de regreso, la llegada, la parada, el paisaje y el destino. Esos hilos son la vida. Y en cada uno se halla una fibra de la felicidad. Tal vez la pregunta sea qué es la felicidad.

Cuando era más pequeña me consideraba infeliz, no era capaz de apreciar todo lo bueno de mi vida, que era mucho, lo malo nublaba todo lo demás y vivía entre alegrías y penas. Con los años mi vida ha cambiado mucho y sigue habiendo pequeños problemas, supongo que siempre habrá algo, pero gracias a que sé lo que es estar triste y hundida, he aprendido a disfrutar más de los buenos momentos.

Para mí, antes la felicidad era tener una vida perfecta, pero con los años llegué a la conclusión de que nunca tendría una vida perfecta, así que comencé a valorar todo lo bueno e intentar mejorar lo menos bueno. Bajé el listón que yo me había autoimpuesto y ahora mi felicidad es algo más sencillo. alcanzable, cotidiano, es algo de  "andar por casa".

Mi felicidad se transformó, dejó de ser un concepto y se materializó en actos, a simple vista insignificantes.

La felicidad es vivir y en ese preciso momento que te sientes bien, respirar, sonreír y pensar "ahora soy feliz". En un paseo, en un día en familia, en una carcajada, en un buen plato de comida, un día lluvioso, un gracias, un abrazo, un logro, un fracaso, está en todo, a veces invisible, rompí expectativas y comprendí que cada paso es necesario, no se trata de llegar a una meta, más bien es disfrutar de esa zancada, ese salto o ese momento de quietud. Algún día miraré atrás y veré mi pasado como una película en la que cada detalle es necesario para llegar a donde estoy. Tal vez la actitud es escarbar cada día y de lo peor buscar lo positivo. Todo tiene fundamento como para poder encontrar pequeños trozos de felicidad en miles de detalles que, aparentemente, son cotidianos.

Así que yo pienso que mi felicidad es una simbiosis entre detalles y giros de perspectiva. Y así vivo con muchos sueños, utopías, anhelos, proyectos…pero buscando momentos felices enmascarados, y también aquellos que no se buscan porque invaden como el viento que despeina. instantes que suman y cuando lo uno todo, pienso lo afortunada que soy, lo agradecida que me siento porque la vida es una consecución de momentos en los que pueden ser lo que quieras que sean porque el filtro que lo cambia todo es la mirada.


Sed felices (:

viernes, 6 de mayo de 2016

Palabras gritadas (2): HIPOCRESÍA GLOBAL

Pongamos una balanza, a un lado millones de euros, al otro una persona, "solo" una vida.
Hay gente que elegiría el lado del dinero porque tiene más valor. Para mí, y mucha más gente, una vida no tiene precio. Hay una frase que me gusta y dice así: “Se compra lo que tiene precio. Lo que tiene valor, se conquista”.

Se habla de atentados grandes y atentados pequeños: 10, 50, 100 muertos. Cuando dicen una muerte yo pienso en tragedia, para mí una vida tiene muchísimo valor. Parecerá utópico, pero defender la vida es lo más básico, una vida menos, es una historia truncada, una familia rota, un vacío en su entorno, una oportunidad menos en una persona que dejó de vivir.

Todos los días mueren miles de personas injustamente por miles de razones, pero muchas son por causas injustas y evitables por decisiones de otros. Víctimas de guerras, de atentados, de hambre, de abortos, de enfermedades con cura pero sin vacunas ni medicamentos. Cuántas muertes se pueden detener cada día, pero los que pueden hacer mucho hacen poco, me gustaría darme un paseo por las instituciones europeas, americanas, las grandes convenciones mundiales...A ver cuanto lujo y trajes caros veo por allí, mucho dinero. Nos dicen que aunque haya objetivos del milenio para acabar con los problemas globales, haya recursos para todos, cada día mueren personas a costa de otras. Me niego a conformarme a que esto así y no tiene solución, hay maneras de terminar con todo esto, pero no interesa porque se cae el sistema surrealista e insostenible que se ha creado de Bolsas de dinero invisible con muchos ceros de cifras millonarias. Unos pocos muy ricos, una mayoría pobre. Empresas que solo piensan en producir, vender y ganar dinero. Gobiernos movidos por la economía y no por las personas.

Tristemente haya gente poderosa que se vaya a la cama con la conciencia tranquila, con la idea de que son personas de éxito, por haber logrado un sueldazo, una buena fortuna y una vida perfecta. Para mí, las personas de éxito son las que trabajan de sol a sol, hacen malabares para alimentar a hijos sin tener dinero ni comida, las personas que no tienen nada pero siguen soñando fuerte y no pierden la alegría ni las ganas de vivir. Cuanto nos queda por aprender de los más pobres. Tal vez no tengan dinero, pero en ellos abunda amor y aunque el amor no dé de comer, da para vivir.


Mi alma entera es un grito, y toda mi obra es el comentario sobre ese grito.